Newsroom

Colombia: Elevar la productividad y lograr un crecimiento más inclusivo

 

25/5/2017 - La economía colombiana ha mostrado mayor resiliencia que otras de América Latina ante la reciente caída de precios de las materias primas y sigue formando parte de las economías más sólidas de la región.

 

El último Estudio Económico de Colombia elaborado por la OCDE concluye que, si bien las políticas económicas en curso han facilitado la respuesta del país a perturbaciones externas, cabe hacer más para impulsar la productividad, mejorar el clima empresarial y lograr un crecimiento más inclusivo.

 

Please click here to download data‌El Estudio, presentado en Bogotá por Alvaro Pereira, director de estudios de países de la OCDE, y por Mauricio Cárdenas, Ministro de Hacienda y Crédito Público de Colombia, prevé crecimientos del PIB del 2,2% en 2017 y del 3% en 2018. Este nuevo informe identifica áreas prioritarias para futuras acciones; en concreto, introducir reformas para reforzar la calidad de la educación, reducir la informalidad en la economía y mejorar las oportunidades laborales de las mujeres.

 

“Colombia, gracias a las profundas reformas y el sólido marco macroeconómico, ha demostrado una enorme resiliencia ante las tensiones externas que surgieran tras tocar a su fin la última fase alcista de las materias primas”, manifestó Pereira. “El reto que nos aguarda es conseguir mayores niveles de ingresos y bienestar para todos los colombianos. El acuerdo de paz impulsará el crecimiento económico y la creación de empleos. Sin embargo, para hacer que el crecimiento sea inlcusivo, Colombia debe alcanzar también mejores resultados educativos, incorporar a nuevos agentes económicos a la economía formal, invertir en infraestructuras para el futuro y reducir las barreras a la competencia.”

 

El Estudio afirma que perseverar en la aplicación de la reforma fiscal de 2016 permitirá a la economía adaptarse mejor a la caída de los precios del petróleo y reducir la dependencia presupuestaria de los ingresos que genera. Elevar la recaudación en los tramos de ingresos más altos también contribuiría a abordar la desigualdad al reforzar la progresividad de las políticas redistributivas. Además, el Estudio sostiene que una reducción adicional de la carga fiscal que soportan la inversión y los salarios puede hacer posibles un mayor empleo formal y nuevos proyectos de infraestructuras.

 

El Estudio también recomienda instrumentar diversas reformas para impulsar la inclusión, la movilidad social y el nivel de vida. Entre otras, simplificar aún más los procedimientos de registro de empresas y afiliación de trabajadores a la seguridad social, mejorar los programas activos del mercado de trabajo, ampliar la educación infantil y elevar la calidad de los programas de educación y formación.

 

Una atención más amplia y asequible de niños, ancianos y personas con discapacidades facilitaría a más mujeres acceder al mercado de trabajo. Hay que mejorar las oportunidades de empleo en las regiones más pobres y aumentar la inversión pública para modernizar las infraestructuras y reducir los costos del comercio.

 

Una mayor competencia en algunos sectores —como ferrocarril, electricidad y carreteras—, unida a la simplificación de los procedimientos administrativos estimularía la inversión privada y permitiría a Colombia progresar hacia niveles superiores de productividad e inclusión, concluye el Estudio.

 

En el sitio web de la OCDE http://www.oecd.org/economy/surveys/economic-survey-colombia.htm puede consultarse, en inglés y español, la Visión General del Estudio Económico, que contiene las principales conclusiones.

 

Para obtener información adicional, los periodistas pueden ponerse en contacto con Lawrence Speer (+33 6 0149 6891) o con la División de Medios de la OCDE (+33 1 4524 9700).

 

Nota para los editores:

 

La OCDE, con sede en París, es una organización internacional que promueve políticas que mejoran el bienestar económico y social de las personas en todo el mundo. Proporciona un foro en el que los gobiernos pueden colaborar compartiendo experiencias y buscando soluciones a los desafíos económicos, sociales y de gobernanza a los que se enfrentan.

 

Los 35 miembros de la OCDE son: Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Chile, Corea, Dinamarca, Eslovenia, España, Estados Unidos de América, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Israel, Italia, Japón, Letonia, Luxemburgo, México, Nueva Zelanda, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, República Eslovaca, Suecia, Suiza y Turquía.

 

Tres países —Colombia, Costa Rica y Lituania— han sido formalmente invitados a ser miembros de la Organización y actualmente se hallan en proceso de adhesión.

 

Puede obtenerse información adicional sobre la colaboración de la OCDE con Colombia aquí.

 

Related Documents

 

Also AvailableEgalement disponible(s)